Search
  • claugalde

First Things First: Las entrevistas de trabajo son como las primeras citas...

¡Hola!... Perdón por la tardanza pero me está tomando más tiempo de lo normal adaptarme a esta nueva vida finlandesa. Así que oficialmente estás leyendo el primer post en #FIRSTTHINGSFIRST del 2020 ¡yei!...


Justo en estos meses de ajustes existenciales me puse pensar en la primera vez que fui a una entrevista de trabajo. Fue más o menos hace más de 10 años ¡OMG!.. Por supuesto que no fue mi momento más brillante, pero tampoco el peor. Aunque me preparé con tiempo, hice mi investigación previa tanto de la Compañía como de la persona que me entrevistó; no pude evitar ¡sudar la gota gorda!…Así es, los nervios me traicionaron e hice casi todo lo que me dijeron que no tenía que hacer. Y justo cuando pensé que ya todo estaba perdido, al final de la entrevista tuve un rescate impredecible con mi carisma, una excelente carta de recomendación y un CV impecable, es decir, un golpe de suerte. Fue evidente para la Compañía que era mi primera entrevista laboral y tal vez fui la menos peor del día... porque al final me dieron la oportunidad de ser parte de su equipo de trabajo y demostrar que no me habían contratado por error jajaja…


Durante mi carrera profesional me ha tocado no sólo tener más entrevistas laborales; sino también estar del otro lado del escritorio y experimentar este proceso desde otra perspectiva. Las entrevistas de trabajo son experiencias que seguramente vivirás o que ya te tocó vivir al menos una vez en tu vida. Y este evento significativo puede ser tan traumático y/o especial  como una primera cita, ¿Apoco no?... Igualito que cuando tienes tu primera cita, seguramente te sentirás nervios@, tu opinión estará influenciada por la primera impresión que tengas sobre la persona en cuestión; tratarás impresionar y las probabilidades de que hagas algo que te ponga en una situación embarazosa o en pocas palabras de que la cagues serán del 99.99 % y finalmente el resultado de este evento será impredecible. Por más esfuerzo que hayas puesto de tu parte para ser la persona más agradable del universo, así como cuando termina tu primera cita y de inmediato piensas: ¿Me llamará?... lo mismo ocurre cuando sales de una entrevista laboral. Hay aspectos que no están dentro del todo en tu control y que debes ser capaz de diferenciar para estar satisfech@ contigo mism@ de tu desempeño y al mismo tiempo tener más posibilidades de éxito. A continuación te presento las #FIRSTTHINGSFIRST, que te ayudarán en tu primera o próxima entrevista de trabajo:


  1. Vístete para el trabajo que quieres, no para el que tienes La ropa es una extensión de tu personalidad y sí, es muy importante. El mismo esfuerzo que pones para elegir el outfit correcto que usarás en tu primera cita debe ser equivalente o mayor que cuando se trata de vestirte para una entrevista de trabajo. Está comprobado que la ropa es parte importante del marketing personal y es una herramienta de comunicación no verbal que incluye también aspectos de arreglo personal como el cabello, barba y el maquillaje. No te sobre-produzcas, manténlo simple. No utilices demasiados accesorios, ropa muy reveladora, muy ajustada o muy holgada, tampoco te maquilles como si fuera la alfombra roja de los Oscars. La clave de un buen outfit es que te represente, que sea adecuado para la ocasión y sobre todo que sea de tu talla jajaja… Evita ir vestid@ todo de negro como si fueras a un funeral y no sólo lo digo yo, Anna Wintour opina lo mismo.

  2. La confianza es poder… No existe nada más atractivo que alguien con seguridad en sí mism@,  ¿Verdad?... En las entrevistas de trabajo es uno de los elementos que suma muchos puntos a tu favor, controlar tu ansiedad y nervios, demostrará confianza no sólo en ti mism@ también en tu talento. Sólo que como en todo no abuses y te muestres arrogante y mucho menos imprudente. Existen temas o preguntas que están estrictamente fuera de lugar en las primeras citas, como hablar de tu ex por ejemplo. Te recomiendo en una entrevista de trabajo, no hacer preguntas sobre el salario. En algunas ocasiones es parte de tu aplicación señalar el sueldo que estás dispuest@ a recibir, sin embargo no es un tema a tratar durante la primera entrevista, ya que debes esperar a tener una oferta laboral en la mesa para discutir al respecto. De lo contrario, podrías desviar la atención del reclutador@ y hacer énfasis en que lo más importante para ti de la posición a la que estás aplicando es la compensación económica, aunque es un punto muy importante no tiene que ser evidente.

  3. ¿Aptitud o actitud? ¡Ambas!, son igual de importantes, hay que tener una buena actitud para lograr tus objetivos pero también debes ser capaz de demostrar que tienes lo que se necesita. Mientras que la actitud demuestra tu disposición, la aptitud evidencia tus capacidades. Prepárate intelectualmente para una entrevista de trabajo, te sugiero hacer una investigación previa de la Compañía, sus principales competidores, su rol en la industria en general, panorama completo de la posición a la que estás aplicando, etc. Esta información básica, demostrará tu potencial y te ayudará a estar listo para cualquier pregunta que pueda tomarte por sorpresa.

  4. Como decía mi mamá: Mijita ¿Tú qué crees, que nací ayer?... No te inventes logros personales o habilidades super fantásticas. No funciona ni en las primeras citas y tampoco en las entrevistas de trabajo. Convencer a la Compañía de que eres el candidat@ ideal sólo es posible siendo tú mism@. No hay una expectativa de ser perfecto durante la entrevista. Si cometes un error, pide una disculpa y continúa. Esto demostrará que puedes manejar situaciones desafiantes. De igual forma si exageras la realidad o mientes sobre algún aspecto de tu vida personal y profesional, acuérdate que de una u otra forma la verdad siempre se sabe.

  5. No sufras, disfruta el proceso... Tampoco te claves si al final no obtuviste el resultado que esperabas. A veces las peores decepciones también traen consigo oportunidades, te aconsejo que le pidas feedback a la Compañía sobre tu entrevista de trabajo y que también agradezcas por tomarse el tiempo de entrevista, pues esto te dejará carta abierta para ser considerad@ en el futuro para nuevas posiciones dentro de la Compañía. Ten presente que no importa el número de entrevistas de trabajo en las que no hayas sido seleccionado o el número de citas fallidas que no salieron como esperabas. Lo importante es que aprendiste durante el proceso y cada día estás un paso adelante de estar list@ para tu gran oportunidad.

Estas son las cinco #FIRSTTHINGSFIRST para que conquistes con tu inteligencia, conocimiento, confianza, actitud, experiencia, puntualidad, profesionalismo y buen humor al amor de tu vida ¡Ah, verdad!...hablo del trabajo de tus sueños.


No se te olvide que el primer 9 de cada mes habrá nuevo post, ¡palabra de honor!...

Así que ya sabes… Si quieres seguir leyendo este diario de experiencias primerizas, recuerda: ¿cuándo fue la última vez que viviste algo por primera vez?... ¡¡Hasta el próximo post!

31 views0 comments

2023 © claugalde

designed by @itsmiguelblanco