Search
  • claugalde

First Things First: “Me rompieron el corazón por primera vez… pero no la última"

Updated: Sep 10, 2019

¡Hola!... si estás leyendo esto es porque sobreviviste a la semana más larga de este mes… you´re a champion #anduknowit!… ya puedes decirle hello weekend al weekend! Y seguro que en este día nublado y gris (si no vives en las Bahamas por supuesto)... tu único plan es pasar el día echado en tu cama viendo Netflix y dejando tu lugar de reposo para abrirle al repartidor de comida a domicilio (FYI… estoy en búsqueda de patrocinadores.. jajaja). Si llevas una hora decidiendo cual chick flick ver, no te preocupes más… claugalde te trae esta excelente recomendación de fin de semana, me refiero a… “Someone Great”. Esta movie obviamente trata del amor… y la historia de su personaje principal seguro ya te pasó a ti o al primo de un amigo. En resumen -sin spoilers-, Jenny (interpretada por Gina Rodríguez) termina con su galán (un actor que ni en su casa lo conocen) después de un chingo de años juntos y en lugar de demandarlo por pérdida de tiempo… nos demuestra lo difícil que es superar un break up de este nivel. Es decir, este chick flick nos enseña que es posible sanar un corazoncito roto… precisamente el post de esta semana en #FIRSTTHINGSFIRST se trata de la primera vez que me rompieron el corazón y si la movie ya te dejó con ganas de verla… lo que te voy a contar parece sacado de una telenovela mexicana combinada con un libro del mismísimo Nicholas Sparks (el wey que escribió “The Notebook”) y vas a querer leer lo siguiente o me dejo de llamar claugalde:


Cuando era una teenager, me enamoré del nieto del vecino de mi papá… así como lo oyes jajaja, llamémosle Roberto (para proteger su identidad). Roberto estaba de vacaciones en la casa de sus abuelos, pues era de otra ciudad, y fue mi amor de verano. Cuando lo conocí, sentí el flechazo y las típicas mariposas en el estómago… me acuerdo que era muy guapo y atlético y aunque era un año mayor que yo... parecía mucho más grande. Literalmente los dos meses que estuvo de visita nos veíamos todos los días… hasta que se nos acabó el verano y él se tuvo que regresar a su ciudad de origen. Entonces hablábamos todas las noches, él siempre marcaba al teléfono de mi casa, pues el iPhone todavía no lo inventaban y no era común para los teenagers tener celular propio… jajaja. Después de seguir en contacto por unos meses, me invitó a pasar un fin de semana con él y sus papás… obviamente lo anterior eran #fakenews… pues Roberto ya se tenía el plan organizado para armar una mega party en su porque tendría casa sola. Yo en mi ingenuidad de pueblerina pedí permiso a mis papás para poder visitarlo, pero ni siquiera le había terminado de explicar el plan a mi papá cuando ya me había dicho: “¡Que... estás loca obviamente no vas!”... Entonces le comuniqué a Roberto la triste noticia y me encerré en mi cuarto para llorar al estilo de Cenicienta por no haber ido al baile, sólo que a mí nunca me llegó el hada madrina… jajaja. Después de representar mi papel de “drama queen” todo el fin de semana… esperé con ansias la llamada de Roberto… misma que llegó una semana después y esto ya me olía mal. Cuando hablé con él me explicó que en su mega party de casa sola se reencontró con su ex novia y después de estar juntos esa noche decidieron volver… entonces yo sentí cómo mi corazón se partía en un chingo de pedacitos y cómo las mariposas de mi estómago se desplomaron poco a poco como si le hubieran echado insecticida… así es, súper sad. Y así llegó lo inevitable: una pinche depresión que me hizo aumentar 5 kilos por todo el helado que me tragué en un fin de semana, seguido de una deshidratación por todo lo que lloré… así o más dramática. Y pues ya luego se me pasó, la neta… porque el tiempo lo cura todo, hasta un corazón roto te lo prometo. 


Cuando ya por fin estaba superando este episodio de mi vida “cuando me rompieron el corazón por primera vez y no la última”... Tres meses después... mi papá llegó con el siguiente chisme: 


Papá:  - “Mijita, ¿te acuerdas de Roberto?... 

Claugalde: (*personaje finge demencia*)...  - ¿Quién es ese wey?..

Papá: (*personaje le echa más leña al fuego*) - ¿Cómo no te acuerdas del nieto del vecino?… Bueeeeeeno resulta que Roberto tan jovencito ya va a ser papá y se casa el siguiente mes”...

Claugalde: ¿Que quéeee?... (*personaje de desmaya*)


No me desmayé (si estabas con el pendiente), pero sí me quedé paralizada por el notición como por una hora… Pues resulta que en esa fiesta en la que mis papás no me dieron permiso de ir, Roberto embarazó a su entonces ex novia y dos meses después se enteraron que iban a ser papás de gemelas y “decidieron” casarse a sus 17 años… y el resto es historia...


En caso de que estés pasando por un dramón similar, estas son las #FIRSTTHINGSFRIST que debes seguir al pie de la letra para superar un corazón roto:


  1. Derramar unas lagrimitas en este proceso es inevitable… por más que te quieras dar de baja de la vida tú decides si la depresión te dura un día o un año. Es importante que nunca te arrepientas de lo vivido… todo siempre pasa por algo, aprende a sacar lo mejor de las peores situaciones. Y piensa que no será la última vez que te pase… y que estarás list@ para sobrellevar cualquier situación que se te presente. 

  2. Cómprate 5 o más litros de helado… es decir, haz cosas que te gustan y te hacen feliz, si ese helado es la respuesta, go for it. Se vale romper la dieta cuando estás en depresión pero sin perder de vista el siguiente punto.

  3. Revenge body, sientete bien contig@ mism@… Después de haberte tragado 5 litros de helado busca actividades que liberen endorfinas para levantar tu ánimo, por ejemplo hacer ejercicio, y de paso te pones súper fit para que vean lo que perdieron. Pero lo más importante es que recuperes la confianza en ti mism@. 

  4. Toma tu tiempo para estar “single and ready to mingle”... No es una buena idea aplicar el un clavo saca a otro clavo, te recomiendo estar sol@ por un tiempo para poner en orden tus pensamientos y tu vida antes de subirte otra vez al tren del amor. 

  5. Dale calma, no es el fin del mundo… te prometo que hasta esto se te va a pasar y que en menos de lo canta un gallo te vas a estar riendo de esta situación. No te traumes por pensar que estás perdiendo al amor de tu vida mejor piensa que no era la persona adecuada para ti y tú tampoco eras el perfect match para él o ella, y que cuando menos te lo esperes vas a conocer a tu soul mate.

Estas son las 5 #FIRSTTHINGSFIRST para ponerle pegamento a los pedacitos de tu corazón roto y estar listo para seguir con tu vida…


No se te olvide que el primer y último 9 de cada mes habrá nuevo post. Así que ya sabes… Si quieres seguir leyendo este diario de experiencias primerizas, recuerda: ¿cuándo fue la última vez que intentaste algo por primera vez?... ¡Hasta el próximo post!...

2023 © claugalde

designed by @itsmiguelblanco